Espectáculos

En 12 años, a la Arena CDMX han asistido 20 millones de personas

Jorge Caballero

 

Periódico La Jornada
Lunes 4 de marzo de 2024, p. 6

Una docena de años atrás parecía irrealizable que una sala de conciertos masivos pudiera estar en la latitud de la alcaldía Azcapotzalco. Más aún, era impensable que estrellas nacionales e internacionales se adentraran a pisar ese escenario quimérico. Pero la pulsión de los sueños y la visión empresarial se hicieron realidad y desde entonces la Arena CDMX ha reunido a casi 20 millones de personas con parte de lo más granado del espectáculo en vivo que se ha presentado en la capital del país.

En entrevista con La Jornada, Angélica Oropeza, directora del recinto, señaló: “es el único del país construido como sala para espectáculos públicos; el resto ha sido adaptado. Desde su concepción esta arena fue ideada para que la gente viniera a vivir un espectáculo, no únicamente a verlo. Con una acústica primorosa, con una isóptica perfecta, que esté cómodo porque los asientos son más amplios, que no haga fila para usar los sanitarios. Con una pantalla central de 22 metros por 11 invita a sentir el show, se siente como si el artista estuviera cantando a ti. Todas estas cosas han ido sumando y convencimos al público de visitarnos y quien conoce la Arena CDMX regresará siempre”.

El recinto lo inauguró Luis Miguel en febrero de 2012, y por su proscenio han desfilado Carlos Santana, Pit Bull, Maroon 5, Scorpions, Smashing Pumpkins, Def Leppard, Bryan Adams, Armin Van Buuren, Jamiroquai, Chicago, Garbage, diyéi Tiesto, Dash Berlin, Andrea Bocelli, Aerosmith, Sarah Brightman, Juan Luis Guerra, Michael Bublé, Big Time Rush, Bruno Mars y Miley Cyrus. Además ha sido escenario de espectáculos como Nuclear Cowboys, Ringling Bros, NBA, Monster Jam, de la función de box entre Juan Manuel Márquez contra Sergey Fedchenko, Disney On Ice, Triplemanía y las luchas de la WWE, entre otros muchos.

Oropeza recordó que los comentarios que le hacían eran por el páramo que significaba ir a Azcapotzalco. Su respuesta siempre fue: acérquense, estamos a 15 minutos de Polanco. Hay otros lugares, pero el público comenzó a venir, se dio cuenta de la comodidad, vio la calidad de la oferta y empezó a quedarse con nosotros desde hace 12 años.

Añadió: “la arena vino a dar el toque que se necesitaba a las salas de conciertos, la comodidad, eso de no estar caminando entre la tierra para llegar a la butaca; además de un estacionamiento, que es gratuito, y nuestros snacks cuentan con distintivo H (norma de calidad en el manejo de higiene en alimentos); abrimos con mucha anticipación para los que quieran llegar dos horas antes”.

El recinto es plurifuncional, “se trasforma para albergar conciertos musicales, partidos de tenis o basquetbol, peleas de box, lucha libre e igualmente llenamos la Arena de arena para presentar a los Monster Tucks… además, si alguien quiere que le pongamos el clima a 18 grados, lo hacemos”.

Rememoró: barrí el polvo en la inauguración, el concierto de Luis Miguel. El primer reto fue crear un equipo de trabajo, que nos diéramos cuenta de que lo que teníamos valía la pena. El segundo fue convencer al talento para que viniera y se juntó con el tercero que fue convocar al público. El cuarto, formar un equipo sólido y dar vida al recinto. Hay artistas internacionales que me han dicho que no creían que hubiera una arena de estas característica no sólo en México, sino en América Latina, no le pide nada a las de Estados Unidos.

Agregó que conformar una cartelera ha sido un trabajo de boca a boca entre los artistas y promotores; cuando se dan cuenta de todas la bondades que les ofrecemos, comienzan a venir, aunque sí nos costó trabajo que la gente y el talento creyera en el recinto. Ahora si un artista o un espectáculo que se presenta un año para el siguiente repite con nosotros. Eso habla de que estamos atentos a los requerimientos de cada uno de ellos.

Admitió que tuvo un momento de temor: la pandemia, 17 meses cerrados. Pero inventamos varias cosas para estar activos, como el autocinema, funciones de teatro al aire libre y otras cosas. Salimos fortalecidos desde que pudimos presentar espectáculos a 40 por ciento de la capacidad.

Concluyó: creo que nuestro eslogan ha sido muy acertado: No es lo mismo verlo que vivirlo, no es lo mismo ver un concierto sentado y apretado. Ofrecemos una experiencia y la gente lo sabe.

DERECHOS DE AUTOR
Este contenido pertenece a su autor original y fue recopilado de la página:
https://www.jornada.com.mx/2024/03/04/espectaculos/a06n2esp?partner=rss