Espectáculos

Tras el éxito de la música de Barbie, regresan las bandas sonoras

▲ Un fanático del Óscar muestra su elección a mejor película con una réplica del premio de la Academia.Foto Afp

Ap

 

Periódico La Jornada
Domingo 10 de marzo de 2024, p. 8

Los Ángeles . A lo largo de la multimillonaria película Barbie, se escucha una versión instrumental del éxito de Billie Eilish What Was I Made For, como la banda sonora de la crisis existencial de la famosa muñeca. En la escena final, el falsete empalagoso de Eilish finalmente se escucha sobre un piano familiar, que deja un nudo en la garganta.

Es uno de los muchos momentos musicales destacados en una película repleta de ellos: desde el disco-pop de Dua Lipa Dance the Night, con letras que se sincronizan perfectamente con la coreografía personalizada de Margot Robbie, hasta una reinvención del éxito Barbie Girl de Aqua de 1997, sampleado por Nicki Minaj e Ice Spice.

La música de Barbie se ha convertido en su propio éxito de taquilla, vendiendo 126 mil copias en su primera semana y debutando en el número 2 en la lista de álbumes Hot 200 de Billboard. También ha ganado tres premios Grammy, un Globo de Oro y dos nominaciones a los Premios de la Academia en la categoría de canción original, más que cualquier otra película.

Es difícil precisar cuánto tiempo ha pasado desde que una banda sonora, también conocida como soundtrack, ha dominado la conversación de la manera en que lo ha hecho Barbie, particularmente en los Óscar. Podríamos pensar en Lady Gaga en A Star is Born, con el éxito de Shallow. Luego están La La Land y Dreamgirls, la segunda recibió tres de las cinco nominaciones a canciones originales en 2007. Pero parecía que hubo una sequía en las bandas sonoras que definen el espíritu de la época.

Entonces, ¿es Barbie una excepción? ¿O los grandes soundtracks están de vuelta?

Fórmulas

Cada década ha producido bandas sonoras memorables. La más grande de todos los tiempos sigue siendo The Bodyguard (El guardaespaldas) de 1992 impulsada por Whitney Houston y su emblemática I Will Always Love You, que vendió 45 millones de copias.

En la era actual, la mayoría de las bandas sonoras exitosas optan por eso, Guardianes de la Galaxia y su banda sonora de 2014 “Awesome Mix Vol. 1, que alcanzó el número 1 en el Billboard 200 con canciones de los Jackson 5, David Bowie y Marvin Gaye. A los musicales también les ha ido bien, como La La Land y a los éxitos de Disney como Moana y Frozen, aunque el género no suele pasar a la radio pop. La excepción es Encanto y su megaéxito We Don’t Talk About Bruno.

Otra opción es usar material original, como en Barbie, lo que Trust ve como un regreso a películas como Dirty Dancing, estrenada durante una época en la que una sola banda sonora podía producir múltiples éxitos de radio. En el caso de Barbie, se trata de Lipa, Eilish, Minaj e Ice Spice.

Spring Aspers, presidente de Sony Pictures Music Group, menciona que una banda sonora exitosa es aquella que trabaja con la trama de la cinta para convertirse en una parte fundamental de su historia.

No se trata sólo de encontrar quién es el más popular, sino de encontrar artistas increíblemente talentosos que sepan cómo crear algo que realmente haga una extensión de la narración, dijo.

Cuando funciona, obtienes canciones que se impregnan en la cultura pop con un verdadero poder de permanencia vinculado a la película: como Kiss from a Rose de Seal de Batman Forever, o My Heart Will Go On de Celine Dion de Titanic.

Plataforma para los artistas

La sincronización correcta de los soundtracks tiene el poder para proyectar a un artista, como en el caso de la canción Sunflower de Post Malone con Swae Lee para Spider-Man: Into the Spider-Verse, el primer sencillo de doble diamante, supervisado por Aspers.

Las bandas sonoras también pueden presentar a un artista a nuevas audiencias. Por ejemplo, el éxito dance-pop de 2001 de Sophie Ellis-Bextor Murder on the Dancefloor; recientemente, la canción se volvió viral debido a su uso en una escena final muy memorable (y muy desnuda) en la divisiva película Saltburn.

En enero, Murder irrumpió en la lista Hot 100 de Billboard, la primera vez que Ellis-Bextor ingresaba en la lista en su carrera, 23 años después del lanzamiento de la canción. A finales de ese mes, tan sólo en TikTok, la canción había aparecido en más de 550 mil videos y el hashtag #MurderOnTheDancefloor ha generado 170 millones de vistas. En febrero, la canción viral tuvo su debut en la televisión estadunidense en The Tonight Show with Jimmy Fallon.

”¡Qué suerte para mí!”, dijo Ellis-Bextor. Qué cosa tan genial de la cual ser parte. La artista teoriza que su canción ha conectado con una nueva audiencia (y con otra nostálgica que la escuchó la primera vez) debido a su relación con la película.

DERECHOS DE AUTOR
Este contenido pertenece a su autor original y fue recopilado de la página:
https://www.jornada.com.mx/2024/03/10/espectaculos/a08n1esp?partner=rss